Florida Día 6: Everglades y Miami Beach.

Nuevo día en MIAMI y teníamos organizada la visita al famoso PARQUE NATURAL DE LOS EVERGLADES.

La palabra “everglades” significa algo parecido a “ciénagas eternas” así que os podéis imaginar el paisaje que ofrece este conocidísimo PARQUE NATURAL del sureste de los EEUU.

Se trata del parque natural más grande del país y cuenta con muchas especies raras y algunas en peligro de extinción. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad y Reserva Internacional de la Biosfera.

Uno de los principales atractivos de este parque reside en la observación de cocodrilos y caimanes que deambulan a sus anchas por las ciénagas e incluso por algunos caminos también transitados por los turistas.

En este parque se pueden practicar infinidad de actividades. Desde hacer senderismo, fotografiar aves, pasear en piragua o en el famoso hidrodeslizador, acampar o incluso visitar una antigua base de misiles ubicada en el centro del parque. También es posible visitar una granja de cocodrilos y fotografiarnos con ellos.

El parque nacional de los EVERGLADES tiene una extensión de 6.000 km cuadrados, así que tiene diferentes entradas y centros de visitantes.

Hay varios puntos estratégicos desde donde comenzar la visita a los EVERGLADES:

  • Centro de visitantes Ernest Coe en HOMESTEAD.
  • Centro de visitantes Shark Valley, uno de los más cercanos a la ciudad de MIAMI.
  • Centro de visitantes Flamingo, en FLAMINGO.
  • Centro de visitantes Costa del Golfo, en EVERGLADES CITY.

El parque está abierto TODOS LOS DÍAS DEL AÑO pero debéis consultar los horarios AQUÍ.

La entrada cuesta 25$ por coche independientemente del número de ocupantes. Esta entrada tiene una validez de 7 días por lo que es perfecto si queréis visitar el parque en jornadas diferentes.

*IMPORTANTE: Se recomienda llevar repelente para los mosquitos, una gorra o sombrero y protección solar.

Nosotros hicimos la visita desde HOMESTEAD, entrando por el CENTRO DE VISITANTES DE ERNEST COE y otro centro de visitantes ubicado justo al lado: Royal Palm Visitor Center.

Ernest Coe fue un paisajista que dedicó gran parte de su vida a la conservación de los EVERGLADES y que tuvo un papel crucial en la creación del PARQUE NACIONAL DE LOS EVERGLADES en 1947.

Antes de meternos de lleno en el parque, tuvimos una parada obligatoria en ROBERT IS HERE, una tienda de frutas donde se toman los batidos más ricos que yo he probado jamás.

Nos pedimos uno para los dos (son enormes) de piña, mango y fruta de la pasión. Súper rico, y con el calorcito que hacía nos sentó de maravilla.

Después de las pertinentes fotos con la entrada del PARQUE NACIONAL, y después de conversar un rato con una familia de americanos que iban de ruta por la zona, entramos en materia.

Aparcamos en el ROYAL PALM VISITOR CENTER y observamos que todos los coches tenían una lona que los cubría para protegerlos de las miles de aves que se iban posando sobre ellos.

Nos untamos de repelente y crema solar, nos cubrimos la cabeza con gorra y sombrero y para dentro.

Por esta entrada se tiene acceso directo a dos de los senderos más emblemáticos y conocidos del parque: ANHINGA TRAIL y GUMBO LIMBO TRAIL.

Son una muy buena idea si no se dispone de mucho tiempo para visitar el parque como era nuestro caso.

En estos paseos puedes ver cocodrilos, caimanes y muchas especies de aves.

Nosotros disfrutamos muchísimo de estos dos senderos y Sara se lo pasó pipa viendo tantísimos animales.

Nos hubiese gustado montar en el famoso hidrodeslizador que te lleva a toda velocidad por medio de las ciénagas viendo de cerca todo tipo de animales. No pudo ser por falta de tiempo. Lo habíamos organizado así y el tiempo era oro.

Lo que sí hicimos y lo recomiendo 100% fue parar en un restaurante-bar-chiringuito llamado GATOR GRILL .

Allí degustamos una hamburguesa y unos tacos de carne de cocodrilo!!!. Estaba súper rico y vimos cómo preparaban la carne antes de ser cocinada. Curioso, muy curioso. Tiene un sabor entre pollo y pescado junto…jajaja.

Con el estómago lleno pusimos rumbo a MIAMI, concretamente a MIAMI BEACH. Íbamos a pasar la tarde recorriendo sus calles y su famosa playa. ¡Qué ganas teníamos!

Como ya os comenté en el post de Florida Día 3, aparcar en Miami Beach es caro. Los párkings cobran unos 20$ el día. Nosotros aparcamos en uno muy próximo a Ocean Drive y nos dirigimos directamente a la arena.

Las postas de socorro son súper características en MIAMI BEACH. Fueron pintadas y decoradas hace unos años al más puro estilo art decó para ir acorde con la zona donde se ubican. Son muy fotografiables, podríamos decir.

Cuando nosotros llegamos estaba un poco nublado y, aunque nos pusimos en bañador, no nos metimos en el agua porque hacía viento y había bandera roja. La playa estaba bastante llena pero no a rebosar como pasa en algunas playas de España en plena temporada alta. Se podía estar allí súper a gusto.

Nos hicimos unas cuantas fotos y nos fuimos a lavar a la niña que se había rebozado literalmente en arena…jajaja. Hay muchas duchas y baños públicos en la inmediaciones.

Después nos dispusimos a pasear de nuevo por Ocean Drive. Tras dos visitas ya nos habíamos convertido en auténticos fans de esta zona de Miami. Creo que volvería una y mil veces.

Si por la noche es espectacular, por el día creo que todavía son más bonitos los edificios ART DECÓ.

Pasamos por el playero LUMMUS PARK que podría recordar un poco a VENICE BEACH en Santa Mónica (California)  pero con muchas diferencias entre ellos.

Nos acercamos a la archiconocida ESPAÑOLA WAY, una calle llena de restaurantes y bares donde pasar un muy buen rato y disfrutar a tope del ambiente de Miami en South Beach.

Hay gastronomía para todos los gustos: española, cubana, brasileña o italiana, entre otras. La calle tiene una arquitectura de estilo mediterráneo que la convierte en encantadora. Sin duda, esta pintoresca calle es visita obligada en Miami Beach.

Después de recorrer esta calle y tomarnos un refresco, nos metimos de lleno en la zona de compras, concretamente en la famosa LINCOLN ROAD.

Es una larga calle peatonal que funciona como un enorme centro comercial al aire libre.  Allí se encuentran prácticamente todas las tiendas que puedas buscar.

Esta calle se encuentra inscrita en el Registro Nacional de lugares Históricos desde 2011.

Otro lugar que quedaba cerca de allí y que nos apetecía mucho visitar era el HOLOCAUST MEMORIAL. Se trata de un monumento muy impactante dedicado a los más de seis millones de judíos que fueron asesinados por los nazis en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Os he contado otras veces el interés que nos despierta este tema y lo que nos interesa y conmueve visitar lugares relacionados con esta horrible tragedia que tampoco nos es tan lejana en el tiempo. Al hilo de este tema podéis ver otros posts nuestros como:

Auschwitz

Sachsenhausen

Dachau

Nido del Águila

Pues bien, he de decir que el impacto que produce este monumento es increíble, y aún más por la noche. Representa una mano de bronce que emerge del agua buscando socorro. Por ella trepan figuras humanas perfectamente talladas en bronce intentando escapar del horror.

Esta figura está rodeada por un muro donde se encuentran grabados los nombres de los judíos asesinados y otra zona donde aparecen imágenes reales de aquellos duros momentos en los campos de concentración. Se puede acceder al centro del monumento por un túnel donde están grabados en la piedra los nombres de los más conocidos campos de concentración. En este túnel se escucha una música constantemente. Una música que te estremece mientras te diriges hacia el centro del conjunto.

Nosotros fuimos cuando ya había anochecido y nos impactó muchísimo esta visita. Recomiendo acercarse a ella aunque solamente sea para tener un pequeño momento de reflexión. No os olvidaréis fácilmente de este lugar.

Volvimos a este monumento también por el día. Os lo enseñaré en el post correspondiente para que podáis ver mejor este monumento.

Terminado el completo paseo por SOUTH BEACH, comenzamos a buscar un lugar para cenar por la zona de COLLINS AVENUE. Esta avenida está llena también de bonitos hoteles de estilo ART DECÓ. Discurre paralela a OCEAN DRIVE y también tiene muchísimo ambiente por la noche y por el día.

Nos encontramos con un restaurante llamado DINER 11 (muy americano) al que iríamos a comer días después. Pero este día lo terminamos cenando en un riquísimo italiano de Collins Avenue: Antico Pizza Napoletana. Nos pusimos las botas allí por muy poco dinero.

Después de cenar, al párking a por nuestro coche y a nuestro SHALIMAR MOTEL que tan requetebién nos estaba acogiendo. De momento era nuestra última noche allí porque al día siguiente…recorreríamos la mítica OVERSEAS HIGHWAY por los CAYOS DE FLORIDA hasta llegar a CAYO HUESO (KEY WEST).

No os perdáis el siguiente post porque promete ser muy muy interesante…

Ya está listo el VIDEOCLIP de nuestra RUTA POR FLORIDA. Podéis suscribiros a nuestro canal de YOUTUBE o ver nuestros viajes en movimiento en el apartado VIDEO CLIPS de esta web.

Si queréis suscribiros a UNA PEINETA EN MI MALETA y no perderos ninguna publicación, podéis hacerlo en la barra lateral, o al pie de cada post y también al final de la página de inicio.

Si queréis obtener 15 EUROS de DESCUENTO en vuestra próxima RESERVA en BOOKING.COM solamente tenéis que pinchar en el siguiente banner y directamente buscar el alojamiento que más se adecue a vuestras necesidades.

Os recuerdo también que para viajar seguros podéis acceder a un DESCUENTO de un 5% en HEY MONDO (el seguro de los viajeros inteligentes)  pinchando aquí:

¡FELIZ DÍA!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *