LISBOA, DÍA 3: Belem y Parque de las Naciones

Durante nuestro tercer día en la capital de Portugal nos dedicamos a conocer el Barrio de Belem y el Parque de las Naciones. Para hacer estas visitas decidimos coger el coche ya que no eran sitios problemáticos para aparcar y así añadíamos comodidad a nuestro viaje.
En el BARRIO DE BELEM comenzamos por el Monasterio de los Jerónimos que fue fundado en 1501 para conmemorar el descubrimiento de la ruta a la India de Vasco de Gama. Los domingos se puede visitar gratis hasta las 14h.
A continuación callejeamos un poco por el barrio y nos fuimos a degustar unos pastelitos de Belem en un lugar emblemático: ANTIGA CONFEITARIA DE BELEM. Calentitos y con el hojaldre crujiente. Nada que ver con los que habíamos probado hasta el momento. Abre todos los días y, aunque hay mucha gente, merece la pena 100%.
Después nos dirigimos a Monumento a la era de los DESCUBRIMIENTOS. Tiene forma de barco que mira al río y allí se encuentran representados los principales exploradores portugueses. Tiene un mirador al que se puede acceder tanto en ascensor como a pie.
Nuestra siguiente parada fue en la TORRE DE BELEM, otro símbolo de la era de los descubrimientos. Fortaleza que servía de defensa al puerto de Lisboa.
Desde allí, la vista del puente 25 de Abril resulta espectacular.

BARRIO DE BELEM:



























Hacía muchísimo viento así que después de ver la TORRE DE BELEM ya no dimos más paseos por la zona. Nos fuimos al coche y de allí GPS y al PARQUE DE LAS NACIONES.
El PARQUE DE LAS NACIONES es el nombre que reciben el conjunto de instalaciones creadas para la celebración en LISBOA de la EXPO 1998.
Allí se pueden hacer multitud de cosas: visitar el Jardín Garcia de Orta y el Oceanário (el segundo acuario más grande de Europa), visitar el elegante Casino de Lisboa, ver la Feria Internacional de Lisboa, acudir al Pabellón del Conocimiento donde tener una divertida clase de física, ver los volcanes de agua hechos de mosaico llamados Camino de Agua, ver el rascacielos Torre Vasco de Gama ( 145 m) y el Puente Vasco de Gama, el más largo de Europa con 17 kilómetros. La vista no alcanza a ver el final del puente que cruza el río Tajo. También se puede subir en el Teleférico (cuesta unos 4€ y une la Torre Vasco de Gama con el Oceanário). Para comer hay muchísimos restaurantes en esta zona.
También en esta zona se puede aprovechar para ir de compras al Centro Comercial Vasco de Gama, uno de los más grandes de la ciudad.
Nosotros terminamos el día de tiendas y nos fuimos a cenar a un restaurante italiano próximo al hotel.  Al día siguiente nos esperaban SINTRA y CASCAIS.

PARQUE DE LAS NACIONES:















¡FELIZ DÍA!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *