Costa Este de EEUU, Día 7: Comunidad Amish en el Condado de Lancaster y Washington DC

DÍA 7


 COMUNIDAD AMISH EN EL CONDADO DE LANCASTER Y LLEGADA A WASHINGTON D.C.


Y llegamos a nuestro séptimos día de viaje  y cambiamos totalmente de tercio.

Después de un buen madrugón y un rico desayuno, cargamos solamente con unas pequeñas maletas con equipaje para tres días y dejamos el resto de nuestras cosas en nuestro apartamento de Queens.

Nuestro coche, que habíamos alquilado el día anterior en el AEROPUERTO DE LA GUARDIA, nos esperaba en la puerta de nuestro alojamiento y la aventura estaba a punto de comenzar.

Nuestro plan del día era de lo más sencillo. Una única parada: CONDADO DE LANCASTER. Y un destino para hacer noche: WASHINGTON D.C.

Salió un día radiante en la GRAN MANZANA y nuestro ánimo y ganas estaban por las nubes. Conducir por Manhattan a esa hora no era tan caótico como pensábamos y disfrutamos muchísimo de nuestro paseo en coche por sus calles.

Desde Manhattan hasta el Condado de Lancaster hay que recorrer unas 165 millas (unos 265 km) que se completan en aproximadamente 2 horas y 40 minutos. Se conduce principalmente por la I-95S e incluye algunos tramos de peaje que no se pagan directamente puesto que el coche de alquiler lleva incorporado un sistema de Telepeaje mediante el cual se registra tu paso por allí y se te cobra a posteriori. Muy cómodo y útil para ahorrar tiempo y también combustible.

CONDADO DE LANCASTER Y LA COMUNIDAD AMISH


El Condado de Lancaster (Pennsylvania) fue fundado en 1729 y, actualmente cuenta con una población de aproximadamente 500.000 habitantes. La sede del condado se encuentra en la población de Lancaster.

Esta zona de los Estados Unidos fascina tanto por sus paisajes como por la curiosidad de encontrar allí a una de las comunidades AMISH más grandes del país.

Los AMISH son una comunidad cristiana anabaptista que se caracteriza por su absoluto rechazo hacia el progreso en cuanto a nuevas tecnologías, automóviles, electricidad o todo aquello que ellos consideran que no les va a aportar nada. No tienen radio, televisión, agua corriente o teléfono. Su vida está basada en la máxima sencillez y en las relaciones con los demás y con Dios.

Esta sencillez se hace claramente visible también en sus vestimentas, sin artificios y sin adornos. Esto hace que no pasen desapercibidos y que sean fácilmente reconocibles cuando recorremos algunas zonas del Condado de Lancaster.

Se desplazan de un lado a otro en carruajes tirados por caballos y que han ido heredando de generación en generación. Además, sus casas se identifican rápidamente cuando vemos sus sencillos ropajes tendidos en cuerdas secándose al sol.

Su estilo de vida austero no les impide relacionarse con sus vecinos que no pertenecen a la comunidad AMISH. Aunque no comparten la idea de progreso con ellos, su relación suele ser cordial y conviven en armonía.

El mejor consejo que os puedo dar si visitáis este Condado es que os perdáis por las carreteras secundarias. Muchas veces se recomiendan las carreteras 30 o la 340 pero, además de recorrer estas dos, os invito a perderos por el resto de carreteras secundarias donde os encontraréis pintorescas granjas de madera, campos de maíz, lecherías y, por supuesto, las sencillas casas de los Amish con su característica ropa tendida, los niños jugando en la puerta y los padres trabajando en el campo o en los porches de sus hogares.

Es cierto que hay diferentes niveles en la comunidad AMISH. Unos que siguen más a rajatabla los estamentos de la comunidad y otros que son más flexibles con las rígidas indicaciones que promulga la congregación.

Cuando los niños se convierten en jóvenes pueden disfrutar del período conocido como RUMSPRINGA que es como un año sabático en el que pueden salir de la comunidad Amish, viajar y comprobar con sus propios ojos lo que hay fuera de su círculo familiar.

Muchos pasan ese período en ciudades cercanas como Washington, Philadelphia o Nueva York. Allí prueban el alcohol, las tecnologías y todo aquello que su comunidad rechaza. Pasado ese año, deciden si quieren quedarse con ese estilo de vida o volver a la sencilla vida Amish. Resulta curioso que más del 80% de los jóvenes deciden volver junto a su familia para ser bautizados y continuar con su modo de vida alejado del progreso.

PRINCIPALES PUNTOS DE INTERÉS EN EL CONDADO DE LANCASTER


-LANDIS VALLEY VILLAGE & FARM MUSEUM

Se trata de una ciudad reconvertida en un museo que nos explica con detalle la Historia de esta zona de Pennsylvania. No solamente aprenderemos allí sobre la Comunidad Amish sino también sobre los habitantes de esta región que procedían de Alemania y que vivieron allí entre 1740 hasta 1940. Puede ser un buen punto de partida para conocer los principales lugares de esta región.

-THE AMISH FARM AND HOUSE

Esta granja, construida en 1805 ha sido utilizada por 7 generaciones y se abrió al público como museo en 1955. Situada a unos 7 kilómetros de Lancaster, en esta casa podréis hacer una visita guiada que os descubrirá montones de datos interesantes sobre la comunidad AMISH.

La entrada cuesta 9$ y se realiza aproximadamente cada hora. Se puede visitar la casa por dentro (con un guía) y se puede recorrer las instalaciones libremente visitando la herrería, el secadero, el molino de viento, la granja de animales, la escuela o la lechería. Muy recomendable.

-THE AMISH VILLAGE

Otro fantástico lugar para conocer más en profundidad el modo de vida de la comunidad Amish del condado de LANCASTER. Hay tours organizados en autobús de unos 90 minutos que te llevan a recorrer los puntos más emblemáticos. Cuestan unos 17$.

-AARON AND JESSICA'S BUGGY RIDES

Un paseo en el carro de caballos tan característico de los Amish puede ser un gran plan si disponéis de tiempo suficiente. Se realizan tours privados y también grupales. Hay recorridos desde 12$ hasta 24$ dependiendo de la duración del mismo y de la cantidad de lugares que incluya el tour.

-PUENTES CUBIERTOS. Aunque son muchos los típicos puentes cubiertos que podemos encontrar en este condado, aquí os dejo solamente algunos de ellos:

Baumgardener, construido en 1860.

Buck Hill, construido en 1825.

Aserradero de Jackson, construido en 1878.

Puente del Molino de Keller, construido en 1873.

-STRASBURG RAIL ROAD

Se trata del ferrocarril a vapor en funcionamiento más antiguo del hemisferio occidental. La estación se encuentra en la población de RONKS y el trayecto dura aproximadamente 45 minutos entre ida y vuelta. Nos permite ver bonitos paisajes con granjas y plantaciones. Si viajáis con niños puede ser un plan muy divertido. El precio del billete para un adulto es de unos 16$.

-PLAIN AND FANCY FARM

Un buen lugar para ir a comer y probar la gastronomía local. Se trata de un gran recinto que incluye, además del restaurante, una granja con visitas guiadas y también una tienda de recuerdos relacionados todos ellos con la cultura Amish.

Nosotros llegamos directamente desde Nueva York a LANDIS VILLAGE AND FARM MUSEUM. Estaba lloviendo tímidamente y así continuó el resto del día.

No era precisamente la climatología que más nos apetecía para visitar el verde paisaje del condado de Lancaster pero visitamos lo que pudimos y aplazamos algunas cosas para cuando hiciéramos el camino de vuelta desde WASHINGTON a NUEVA YORK. Dimos un paseo por la zona, visitamos también la tienda de artesanía típica AMISH y nos encaminamos hacia el famoso AMISH FARM AND HOUSE.

Las entradas las dan cada hora para hacer un recorrido guiado por una casa típica AMISH. Os recomiendo muchísimo esta visita porque se aprende mucho sobre el estilo de vida de esta comunidad, sus tradiciones y sus costumbres. Todo ello muy interesante y contado por personas muy cercanas a esta congregación.

En el exterior de la casa-museo, podréis dar un paseo por una representación de una granja AMISH con los animales, la escuela, la casa del herrero, el secadero de tabaco, el almacén, la lechería, etc...

Es una visita muy recomendable si viajáis con niños especialmente pero si no, también resulta súper interesante para no limitarse a recorrer la zona en coche sin conocer más en profundidad el estilo de vida de los AMISH.

Cuando terminamos de conocer estas instalaciones, decidimos irnos a comer a un bufet cercano. Tras la comida recorrimos la zona en coche divisando, con respeto y distancia, las granjas y casas de los Amish. Bajo una incesante lluvia seguían paseando en sus carros tirados por caballos. Los niños seguían jugando en los terrenos de sus casas y nos miraban cuando nos acercábamos un poco.

Hace muchos años que me apetecía conocer más de cerca a esta comunidad y me pareció fascinante. Una locura para los que vivimos pegados al progreso y la tecnología, quizás sí, pero te hace pensar en que si ellos no necesitan nada para ser felices...¿por qué nosotros necesitamos tanto?. El tema da para reflexionar, la verdad.

Debido a la persistente lluvia, a las 17h dimos por finalizada nuestra visita a esta zona del estado de PENNSYLVANIA y nos prometimos volver al cabo de dos días.

Nos pusimos en marcha para llegar a WASHINGTON D.C. lo antes posible. Nos separaban de allí 2 horas y media así que, aunque no pensábamos visitar nada de la ciudad ese día, teníamos ganas de llegar a nuestro apartamento, darnos una ducha, cenar algo y descansar.

Nuestro apartamento de WASHINGTON fue genial. Es de una amiga de mi marido que se fue a vivir a EEUU y lo tenía para alquilar en AIRBNB. Y digo tenía porque ahora ya no está disponible.

Bien ubicado, moderno, espacioso y con un jacuzzi que nos sentó fenomenal después del largo viaje. Si algún día lo tiene activo de nuevo os lo haré saber.

Jorge salió a comprar algo para cenar y se encontró con una bar de tapas españolas. Se tomó una cerveza con el dueño gaditano mientras nos preparaban una tortilla y unas croquetas. Se trajo un par de cervezas al apartamento y cenamos allí tan ricamente. Os dejo enlace al bar pos si os pilla de paso y os apetece degustar comida española: TOP SPANISH CAFÉ.

Otro día intenso de viaje que terminaba genial.

Al día siguiente nos esperaba WASHINGTON D.C. , capital federal y sede del Gobierno de los EEUU.

Espero que os haya gustado y que os pueda servir de utilidad este post sobre nuestro viaje por la COSTA ESTE DE EEUU.

Si queréis suscribiros a UNA PEINETA EN MI MALETA y no perderos ninguna publicación, podéis hacerlo en la barra lateral, o al pie de cada post y también al final de la página de inicio.

Os recuerdo también que para viajar seguros podéis acceder a un DESCUENTO de un 5% en MONDO (el seguro de los viajeros inteligentes)  pinchando aquí:

Haz tu próxima RESERVA en BOOKING.COM

Solamente tenéis que pinchar en el siguiente banner y directamente buscar el alojamiento que más se adecue a vuestras necesidades.

¡FELIZ DÍA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *