RUTA POR FRANCIA, DÍA 7: Las playas del Desembardo (Día-D)

Quizás este era el día que con más ganas esperábamos de todo el viaje por Francia. Íbamos a visitar las playas donde tuvo lugar uno de los acontecimientos más importantes y dolorosos del S.XX y que supuso el principio del fin de la Segunda Guerra Mundial y del horror instaurado en Europa con el dominio nazi. Un lugar que, si os interesa mínimamente la Historia, no os puede dejar indiferentes jamás.
En las playas de la región de CALVADOS tuvo lugar el famoso Desembarco de Normandía la mañana del 6 de junio de 1944.  Han pasado 70 años de aquel día y en la zona podemos encontrar restos de ese sangriento episodio de la Historia: cráteres de las bombas, cañones apuntando al mar, refugios subterráneos o puertos artificiales creados para ese día.
A las playas se les atribuyeron nombres en clave que, a día de hoy, se siguen usando para referirse a ellas a pesar de estar ubicadas en unos pueblitos franceses con su nombre propio. Las playas fueron “bautizadas” como UTAH BEACH, OMAHA BEACH, JUNO BEACH, GOLD BEACH Y SWORD BEACH.

Imagen extraída del PORTAL OFICIAL DE TURISMO DE NORMANDIA

Nuestro día comenzó en la población de SAINTE-MÈRE-ÉGLISE que fue popular en su día por la historia de un paracaidista que se quedó enganchado en el campanario de la iglesia de esta localidad. Su iglesia quedó intacta tras los ataques. Esta localidad pertenece a Utah Beach. En la puerta del ayuntamiento se puede ver el KM 0 de la llamada VIA DE LA LIBERTAD, ubicado aquí por ser la primera ciudad liberada por los americanos.
SAINTE-MÈRE-ÉGLISE:






Después nos dirigimos a la primera de las playas del Desembarco: UTAH BEACH. Fue aquí donde empezó todo. Primera playa invadida por los americanos. Ubicada en el pueblo de Sainte-Marie-du-Mont. Aquí se produjo el comienzo de la liberación de Europa con el desembarco de los soldados estadounidenses y la llegada de varias brigadas de paracaidistas. Allí se puede visitar el Museo del Desembarco de Utah Beach que está ubicado en un antiguo puesto de mando alemán.

UTAH BEACH:





A continuación nos acercamos a la zona de POINTE DU HOC, uno de los lugares más bonitos de la costa normanda y escenario de otra gran hazaña militar. El acantilado de 30m fue escalado por  los Rangers del Ejército  de EEUU para poder alcanzar las playas de UTAH y OMAHA donde los alemanes tenían instalados cientos de cañones apuntando hacia el mar. Este lugar, con el tiempo, fue donado a los estadounidenses. Allí podemos ver cráteres gigantes hechos por los impactos de las bombas y también restos de los cañones alemanes. Un lugar donde, al imaginar lo sucedido ese día, se te ponen los pelos de punta.

POINTE DU HOC:












A continuación hicimos la visita estrella del día: OMAHA BEACH. Llamada  “Bloody Omaha” (La Omaha sangrienta) por los veteranos de guerra estadounidenses, fue el lugar donde más muertos hubo en este DÍA D. Aquí tuvo lugar el combate más cruel y sangriento.
La playa de Omaha se extiende por los pueblos de Vierville-sur-Mer, Saint-Laurent.sur-Mer y Colleville-sur-Mer.
Se pueden ver restos del puerto artificial creado únicamente para esa ocasión. Hay restos de él en la playa que sólo se ven con la marea baja y también en la carretera que conduce hasta Omaha Beach. También podemos ver el famoso monumento conmemorativo “Les Braves” emplazado en la arena de la playa y que fue levantado en el año 2004 para recordar el 60 aniversario del Desembarco.
En la playa de Omaha visitamos el Museo Memorial de la Playa de Omaha donde, además de un vídeo que resume perfectamente lo que ocurrió allí, se pueden ver multitud de objetos de ese trágico episodio de la Historia.
Aquí, en el pueblo de Colleville-sur-Mer y pegado a la playa donde les fue arrebatada la vida, se encuentra el Cementerio Americano. Verdaderamente se trata de una visita obligada donde reflexionar sobre el por qué y para qué de las guerras. El cementerio está gestionado por el gobierno americano y se extiende en lo alto de la colina desde donde se divisa perfectamente la playa de Omaha. El edificio principal alberga el Visitor Center con un pequeño museo relacionado con el DÍA D. Merece mucho la pena pasear por esta gran extensión llena de cruces blancas o estrellas de David que homenajean a los caídos.

OMAHA BEACH:











MUSEO MEMORIAL OMAHA BEACH:












CEMENTERIO AMERICANO EN OMAHA BEACH:


















Tras una larga visita al Cementerio Americano, nos acercamos a LONGUES-SUR-MER.Visita muy recomendable para ser conscientes del impresionante armamento de que disponía el ejército alemán.





A continuación visitamos ARROMANCHES, donde tuvo lugar uno de los grandes logros del DÍA D. Por esta zona entró el Ejército inglés. Aquí se construyeron dos puertos artificiales a los que se llamó MULBERRY HARBOUR. Para construirlos fue necesario remolcar desde Inglaterra unos 145 bloques de hormigón. Gracias a estos puertos pudieron descargarse unos dos millones y medio de soldados, medio millón de vehículos y muchísimo material. Aún se puede observar uno de los soportes de este puerto artificial.
En el Museo del Desembarco de Arromanches está explicado con todo lujo de detalles.

ARROMANCHES:





Después visitamos JUNO BEACH que fue tomada aquel día por las tropas canadienses y GOLD BEACH donde desembarcó parte de la infantería británica. En esta zona se puede visitar el Juno Beach Centre que explica el papel de Canadá durante la contienda.

JUNO BEACH:




A la playa de SWORD BEACH no fuimos aunque allí poco queda del ataque de aquel DÍA D. Fue escenario de algunas imágenes peculiares como ver a las tropas británicas montados en bicicletas.

*Este día volvimos a alojarnos en el APARTAMENTO DACO en Sommervieu, muy cerquita de las playas del Desembarco.
Viajar con niños: si se va con bebés no hay problemas de movilidad con el carro y se puede aparcar bastante cerca de los puntos de interés. Si se viaja con niños más mayores quizás les impresione el armamento, los cráteres de las bombas, las inmensas playas o los tanques que podemos encontrar por la zona.
Podemos pensar que no es una zona apta para viajar con niños o podemos darle la vuelta a la tortilla y tratar de explicarles a su nivel lo que ocurrió allí. Quizás algún día nos lo agradezcan porque, lo queramos o no, forma parte de la Historia y, hechos así, no pueden ni deben olvidarse nunca.

¡FELIZ DÍA!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *