Florida Día 2: Kennedy Space Center y Cocoa Beach

La visita estrella de este día nos hacía muchísima ilusión. Tantos años viendo en documentales a los astronautas prepararse y salir al espacio y ahora íbamos a estar en el lugar de los lanzamientos, en ese lugar donde se “cuece” todo y donde las inversiones millonarias en investigación espacial te dejan siemplemente boquiabierto.

Sí, hoy íbamos a visitar las instalaciones que la NASA tiene en este trozo de tierra llamado MERRIT ISLAND, perteneciente al estado de Florida y que ha servido  de base para múltiples actividades espaciales desde los años 50.

No podíamos sentirnos más que emocionados y ansiosos por conocer el famoso KENNEDY SPACE CENTER ubicado en las inmediaciones del archiconocido CABO CAÑAVERAL.

Este singular complejo esta situado en un entorno natural donde abunda la flora y la fauna más variada. No es de extrañar que os encontréis tortugas o cocodrilos en los alrededores de la zona.

Llegamos al parking sobre las 10 menos cuarto, justo para la apertura del centro. No queríamos perdernos nada y, para ello, debíamos madrugar y llegar de los primeros. Y menos mal que lo hicimos porque, cuando nuestra visita terminó, la cantidad de gente que llenaba el recinto era espectacular.

Los párkings llevan el nombre de diferentes astronautas reconocidos de la historia. Tiene un coste de 10 euros para todo el día así que pagamos y nos dirigimos a las taquillas.

Nosotros llevábamos las entradas compradas previamente pero aún así, tuvimos que pasar por una taquilla (sin hacer cola) para que nos dieran los tickets físicos. La gestión de estas entradas nos la hicieron en Viajes el Corte Inglés, con el mismo coste que si las sacas tú mismo en la web del KENNEDY SPACE CENTER.

Si entráis en la web, veréis que hay varios tipos de entradas. La más básica cuesta 50 euros e incluye una completa visita a todas las instalaciones.

Hay otra más completa donde te incluye la comida con un astronauta. Sí, habéis leido bien, podéis comer en la misma mesa que un astronauta y hacerle todas las preguntas que queráis. Puede parecer un poco “freaky” pero…¿a que se os ocurrirían muchas cosas que preguntarle?

Nosotros nos decantamos por la entrada más básica y, aún así, pasamos más de tres horas en este inmenso complejo de la NASA.

Antes de entrar en materia espacial, nos hicimos la foto de rigor con el símbolo de la NASA, con su logo más famoso y emblemático.

Nada más entrar paseamos un rato por la zona, a pesar de que las tiendas y restaurantes aún estaban cerrados al público. Seguimos las indicaciones que nos llevaban a la parada de autobús.

La forma de recorrer las gigantescas instalaciones es en AUTOBÚS. Salen autobuses sin parar y te hacen un recorrido de unas dos horas por CABO CAÑAVERAL parando en los lugares más interesantes.

No se puede subir al autobús con el carrito del bebé. Tienen unos espacios perfectamente habilitados para dejarlos y poder recogerlos al finalizar la visita.

En la única parada del recorrido en la que bajas para ver cosas, puedes hacer uso de unos carritos especiales donde los niños irán estupendamente. Mejor que en el suyo propio, si cabe.

En el autobús se pueden ver algunos vídeos (en inglés) que explican muchas de las cosas que vamos a ir viendo en nuestra visita.

Uno de las primeras visitas es el CENTRO DE ENSAMBLAJE (desde fuera). Un edificio de enormes dimensiones donde se ensamblan los cohetes y las naves.

Muy cerquita de aquí se encuentra la pista llena de piedras por donde se desliza una de las máquinas más grandes que he visto y veré jamás: el CRAWLER. Ni más ni menos que la máquina que transporta los cohetes desde el centro de ensamblaje hasta la plataforma de lanzamiento. ¡Casi nada!

Allí te cuentan que para recorrer un kilómetro consume unos 300 litros de gasoil. ¿Qué os parece? Y pensabais que vuestro coche consumía mucho ¿no? jajaja. Menos mal que la distancia que tiene que recorrer es de tan solo unos 5 km…aún así, calculad vosotros mismos el coste en gasolina de este paseíto.

En todos estos sitios de mucho interés no hacen parada. Ves todo desde el autobús. Como la PLATAFORMA DE LANZAMIENTO. Le dan la vuelta con el autobús pero no se puede bajar para verla mejor. Aún así, merece la pena y mucho. Es increíble. Nada comparable con nada que hayamos visto jamás. Es, nada más y nada menos, que el punto de partida hacia el espacio.

Allí, a una distancia más que prudencial, tienen unas gradas desde donde poder disfrutar de un lanzamiento en directo. ¿Os imagináis ese espectáculo? Si ese es uno de vuestros sueños, que sepáis que podéis hacerlo realidad. Echad un vistazo AQUÍ y comenzad a soñar.

Siguiente parada del recorrido, y ahora sí que podemos bajar: APOLO and SATURN V CENTER.

La primera parte de la visita tiene lugar en una sala de cine donde nos muestran diferentes imágenes de la carrera del hombre hasta llegar a la luna y la rivalidad que existía entre EEUU y la UNIÓN SOVIÉTICA por conseguir llegar los primeros. Finalmente los estadounidenses colocarían primero su bandera en la luna en 1969, con la llegada del astronauta NEIL ARMSTRONG. Ya sabéis, “Un pequeño paso para el hombre y un gran paso para la humanidad”.

Después se accede a la llamada FIRING ROOM THEATER, donde presenciamos la sala de control desde donde se enviaban las misiones al espacio. Hacen una recreación de un lanzamiento y, la verdad, resulta muy emocionante. ¡Con su cuenta atrás y todo!

Pero la visita más esperada tiene lugar cuando entras al descomunal hangar donde se encuentra el cohete SATURN V. Allí se encuentra desmontado para que se vean bien todas sus partes.

Se trata de uno de los cohetes más grandes y pesados construidos por el ser humano. Fue el que llevó al hombre a la luna en 1969, entre muchas otras misiones. Los enormes motores o el tanque de combustible de tamaño desproporcionado te dejan en shock.

En este hangar se pueden ver también, a modo de museo, algunos otros objetos espaciales y demás curiosidades. Portadas de periódicos de todo el mundo con la noticia de la llegada del hombre a la luna, trajes espaciales o una cápsula original donde se metían los astronautas para caer en el mar y ser rescatados posteriormente. ¡Tan diminuta, tan claustrofóbica!

Una vez terminada la visita a este impresionante lugar, tomamos de nuevo el autobús que nos llevaría de vuelta al Visitor Center. Allí aún nos quedaba un gran visita por hacer. La del SPACE SHUTTLE ATLANTIS o el TRANSBORDADOR ESPACIAL ATLANTIS.

Dos cohetes con el depósito gigante en el medio te dan la bienvenida a la exposición. Uno de los transbordadores más utilizados en los últimos 30 años para diferentes misiones: Discovery, el malogrado Challenger, Endeavour o la última misión de servicio para el telescopio HUBBLE. Su último vuelo terminó en Julio de 2011. Desde entonces fue puesto en el Kennedy Space Center para que todo el mundo pudiera admirarlo.

En esta exposición se puede ver un impactante vídeo sobre la historia de este transbordador espacial que termina de una manera espectacular. De allí se pasa a la exposición donde se puede disfrutar de esta increíble nave espacial, además de muchos otros objetos relacionados con ella.

También se puede asistir al simulador de despegue del transbordador. Una experiencia alucinante donde puedes sentir ese astronauta que seguro que llevas dentro. Esas cosas que solo te pueden pasar aquí.

Muy cerca de la exposición del ATLANTIS se puede vivir la experiencia 3D en el CINE IMAX, donde cada día ofrecen dos películas al visitante (incluidas en el precio de la entrada general). Nuestra visita debía terminar y nos quedó pendiente este cine en tres dimensiones.

Entramos en las tiendas e hicimos algunas compras. Hay varias pero la más grande es SPACE SHOP. Me encantó la frase que ilustraba muchos de los souvenirs: “I need my space”.

Venden comida de astronauta con un aspecto nada apetecible. Helado de tres sabores que no necesita frío…Os podéis hacer una idea de lo rico que debe estar eso…jajaja.

También nos tomamos un refresco en uno de los varios puestos de comida que hay dentro. Si queréis comer allí podéis hacerlo en el ORBIT CAFÉ o en el ROCKET GARDEN CAFÉ, entre otros.

Ya casi en la salida se encuentra el HEROES AND LEGENDS, ASTRONAUTS HALL OF FAME, una especie de teatro en 4D multisensorial donde se recrean algunas misiones importantes de la NASA y se exaltan las cualidades de los héroes.

El SALÓN DE LA FAMA nos muestra la imagen de todos los astronautas que, de una manera o de otra han sido partícipes de la carrera espacial estadounidense.

Nuestra visita estrella del día había terminado. Teníamos que marcharnos de allí y no os creáis que no nos daba un poco de pena dejar este impresionante lugar que tantísimo nos había fascinado. Pero nuestro viaje continuaba y nuestro segundo día de RUTA POR FLORIDA todavía no había tocado a su fin.

Todavía nos quedaban algunos sitios por visitar. Uno de ellos muy próximo a donde nos encontrábamos: COCOA BEACH, concretamente su animado PIER.

Se trata de una zona muy turística como casi toda Florida. Un lugar donde poder tomar el sol, disfrutar del mar, de su rica gastronomía (pescados y mariscos) y de su animado ambiente surfero. Porque Cocoa Beach, como muchas otras playas de Florida, es conocida por la práctica del SURF.

Nos recordó muchísimo a los piers de las playas californianas que recorrimos allá por el 2013 y que podéis ver en la sección de ROAD TRIPS. El ambiente que allí se respiraba era genial. Un buen rollo impresionante.

Comimos justo en el Cocoa Beach Pier, concretamente en el restaurante PELICAN’S BAR AND GRILL. Muy rico, bien de precio y con unas vistas geniales. Allí pasamos el resto de la tarde hasta que decidimos ponernos en marcha hacia nuestro siguiente destino.

Ese día nuestra meta se encontraba en la localidad de BOCA RATÓN, concretamente en el HOTEL QUALITY INN de BOCA RATÓN. ¡Muy recomendable! Cómodo, limpio y con un desayuno espectacular que incluía máquina de hacer wafles. 

Nos sentimos súper cómodos y descansamos después de este largo y agotador segundo día en Florida. Había sido un día intenso y lleno de emociones. Habíamos soñado con ser astronautas y habíamos alucinado con tantísimas cosas…

Nos íbamos a dormir pensando en lo que nos depararía nuestro tercer día de aventura… ¿compras?, ¿playa?, ¿ricas hamburguesas?, ¿todo quizás? jajaja.

Continuará…

Si queréis suscribiros a UNA PEINETA EN MI MALETA y no perderos ninguna publicación, podéis hacerlo en la barra lateral, o al pie de cada post y también al final de la página de inicio.

Podéis ver nuestro VÍDEO CLIP de RUTA POR FLORIDA aquí o en la sección de VIDEO CLIPS de la web.

Si queréis obtener 15 EUROS de DESCUENTO en vuestra próxima RESERVA en BOOKING.COM solamente tenéis que pinchar en el siguiente banner y directamente buscar el alojamiento que más se adecue a vuestras necesidades.

Os recuerdo también que para viajar seguros podéis acceder a un DESCUENTO de un 5% en IATI SEGUROS (el mejor seguro de los viajeros)  pinchando aquí:

¡FELIZ DÍA!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *