Ruta por Europa Día 6: Cataratas Rhin, Stein am Rhein y Zurich

Nuestro día 6 de Ruta por Europa se presentaba muy emocionante. Íbamos a visitar las mayores cataratas de Europa Central, un pueblo de cuento y una ciudad monumental. Teníamos muchas ganas de conocer todos estos impresionantes lugares así que madrugamos bastante, desayunamos en el hotel y nos pusimos en marcha.

La CATARATAS RHIN las teníamos a una media hora del hotel donde nos alojábamos así que aprovechamos muchísimo la mañana allí. Estas cataratas son consideradas como el mayor salto de agua de  Centro Europa.

img_8354

img_8375

El precio para entrar es de 5€. Te permite entrar en el Castillo y hacer un buen recorrido y aproximarte a todos los miradores para simplemente alucinar con ese increíble torrente de agua. A medida que vas descendiendo te acercas más y más a las cataratas. Tengo que decir que me impresionaron muchísimo y que Sara se pasó todo el rato diciendo “aba, aba, aba” (“agua” en su idioma de bebé).

img_7083

img_8380

img_8359

DCIM100GOPRO

También es posible coger un barquito que te acerca al islote situado en el medio y que te permite ver esta maravilla de la naturaleza desde un punto de vista algo más húmedo, digamos. Nosotros esta opción la descartamos porque no queríamos estar mojados el resto del día y mucho menos yendo con la niña. Fue una visita que nos encantó y que recomiendo muchísimo si estáis cerca de Zurich. Al terminar la visita nos acercamos a la tienda de souvenirs, compramos algunos recuerdos y seguimos nuestro camino.

img_8370

Siguiente parada del día: STEIN AM RHEIN. Es un pueblecito muy próximo a las Cataratas Rhin y que debe su encanto a sus calles medievales empedradas y sus casas con fachadas de madera y adornadas con espectaculares frescos. Es, simple y llanamente, un pueblo de cuento. Bien podrían “danzar” por allí príncipes y princesas en sus carruajes porque el escenario es absolutamente bellísimo.  Este municipio está considerado como uno de los pueblos más bonitos de Suiza.

img_7245

img_8401

img_8397

img_7097

Callejeamos durante un buen rato y pasamos por la plaza principal donde se estaba preparando todo para alguna celebración.

img_7111

img_7095

img_7106

Nos acercamos a la orilla del RÍO RIN, justo donde se une con el LAGO CONSTANZA. 

img_7134

img_7148

En lo alto de la población se puede visitar la FORTALEZA HOHENKLINGEN y hacernos una idea de cómo era la vida allí durante la Edad Media. También son de visita obligada el Monasterio de Saint Georg y el Museo Lindwurm.

img_7104

Nos encontramos de casualidad con una tienda-restaurante que nos cautivó. Se llama KRIPPEN WELT y está en la calle Oberstadt Era una tienda exclusivamente dedicada a artículos de Navidad pero con un encanto especial que hizo que estuviésemos allí dentro un buen rato. Además se podía tomar allí un tentempié para reponer fuerzas y seguir con el camino. Me encantó esta tienda y me hubiese comprado de todo.

img_7126

img_7124

img_7117

img_7118

img_7120

Después de está genial visita a uno de los pueblos más bonitos que he visto jamás, nos pusimos rumbo a la ciudad de ZURICH. Como íbamos muy bien de tiempo pasamos por el hotel, picamos algo de comer allí, descansamos media horita y nos fuimos a la ciudad.

Zurich es la ciudad principal de Suiza. Con una ubicación inmejorable con vistas a los Alpes, se convierte en una de las ciudades más bonitas de este país. Aunque hay que decir que la competición es fuerte entre todas ellas.

img_8489

Esta ciudad puede visitarse en un sólo día. Nosotros le dedicamos una tarde porque no disponíamos de más tiempo pero tuvimos suficiente para dar un largo paseo por las principales arterias y para perdernos por algunas de sus callejuelas.

img_8487

En Zurich se respira lujo por cada esquina. Se trata de una ciudad bastante cara. Nosotros aparcamos en un parking unas cuatro horas aproximadamente (12€) y recorrimos la ciudad a pie. También podéis tomar el típico tranvía pero es que a nosotros lo de caminar nos va mucho…jajaja.

img_8453

¿Qué se puede ver en Zurich?

Como siempre mi consejo es perderse por sus calles. En este caso hay una calle llamada BAHNHOFSTRASSE que es el centro neurálgico de la ciudad. Allí se encuentran todas las tiendas de lujo (especialmente joyerías y relojerías) que te puedas imaginar. El tranvía pasa justo por el centro de la calle y es una zona de lo más animada para pasear y también para tomar algo en alguna de sus coquetas cafeterías.

img_8441

img_8455

No os podéis ir sin ver la GROSSMÜNSTER, la catedral de Zurich. Una auténtica belleza arquitectónica románica a orillas del Río Limago que desemboca en el LAGO DE ZURICH.

img_7225

img_8479

img_8471

img_8484

Si buscais unas buenas vistas os recomiendo que subáis a la UNIVERSIDAD DE ZURICH. Desde allí arriba se ve toda la ciudad y es una maravilla. Nosotros fuimos en coche pero lo ideal sería subir con el famoso POLYBAHN, todo un símbolo de Zurich. Comunica la avenida Limmattquai con la Universidad y a penas cuesta 1,50€.

img_7184

img_7176

img_7180

Otro imprescindible de esta ciudad es la FRAUMÜNSTER, una iglesia perteneciente a la Abadía del mismo nombre y que es característica por su torre puntiaguda y sus espectaculares vidrieras.

img_8497

img_8470

Para los más “freakies”, deciros que en Zurich se encuentra la sede de GOOGLE en Europa. Nosotros nos acercamos creyendo que sería tan genial como la de Silicon Valley en California (podéis verlo aquí) pero lo cierto es que nos pareció muy modesta. Aún así tuvimos nuestro momento risas y fotos allí.

img_7217

img_8511

Otros lugares de interés en esta ciudad son: el Jardín Botánico, el Museo Nacional de Zurich, la Iglesia de San Pedro,el Teatro de la Ópera o el Zoológico de Zurich, muy recomendable si se viaja con los más pequeños de la casa.

img_8504

El ambiente de la ciudad en verano nos pareció genial. Nos gustó muchísimo y no nos importaría volver a pasar algún día más allí para hacer alguna excursión a los Alpes.

Cenamos algo por la zona de Bahnhofstrasse y nos fuimos al hotel a descansar. Esta noche dormimos en el mismo hotel que la anterior: HOTEL WELCOME INN, en Kloten, muy cerca del aeropuerto de la ciudad.

El día había sido fantástico pero agotador. Nos fuimos a la cama pensando en lo paisajes verdes que veríamos al día siguiente. Heidi nos esperaba en su casa…¡no digo más!

¡FELIZ DÍA!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *