Intenso último día en Berlín

Y el último día en Berlín fue intenso. A primerísima hora de la mañana dejamos el coche alquilado en Alexanderplatz. Tras un estupendo desayuno es una cafetería cercana nos dispusimos a recorrer andando la famosa avenida UNTER DEN LINEN puesto que teníamos visita reservada en la cúpula del REICHSTAG. En su página web podéis reservar la visita que es totalmente gratuita. Nosotros la reservamos a primera hora y así tuvimos el resto del día para visitar tranquilamente el resto de la ciudad.

De camino hacia el Parlamento alemán visitamos la Catedral de Berlín, Bebelplatz, Parisier Platz y la puerta de Brandenburgo.

Tras visitar la famosa cúpula del Parlamento del arquitecto Norman Foster (nos encantaron las vistas desde allí) nos fuimos al Memorial del Holocausto que se encuentra muy cerquita. Se trata de un conjunto de 2711 bloques de hormigón de diferentes alturas. Es un recuerdo a todos los judíos asesinados en Europa. Bajo este impactante homenaje podéis visitar también el Museo del Memorial. Te ponen los pelos de punta los testimonios de supervivientes que allí se escuchan y se leen.

A escasos metros de allí, se encuentra una placa explicativa solamente de lo que en su día fue la entrada al búnker de Hitler. Allí se suicidó junto a su esposa Eva Brown y en el exterior fueron quemados sus cuerpos tal y como habían ordenado antes del suicidio.

A continuación nos dirigimos al famoso CHECKPOINT CHARLIE, el famoso paso fronterizo del Muro de Berlín y una de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Allí también se encuentra un pequeño museo lleno de imágenes e historias tristes de gente que intentó fallidamente pasar de un lado al otro del muro. 

De allí nos dirigimos a uno de los lugares que más nos gustó este día: TOPOGRAPHIE DES TERRORS. Se trata de un museo y centro de documentación ubicado en los antiguos cuarteles y oficinas del TERCER REICH. Allí se recogen todo tipo de imágenes y documentos de lo que fue el ascenso al poder, el auge y la decadencia y fin del nacionalsocialismo de Hitler. Nos pareció un lugar interesante y le hubiésemos dedicado más tiempo.

Tras esta interesante visita nos dispusimos a atravesar andando el más importante parque de Berlín, el TIERGARTEN, pasando por la Columna de la Victoria y por el monumento conmemorativo soviético.

Después nos desviamos hacia la zona de KURFURSTERDAMM para pasear por una de las zonas comerciales más concurridas de la ciudad. Allí visitamos el famoso centro comercial KADEWE, que podría compararse al Harrods berlinés, aunque salvando las distancias, eso sí, porque Harrods me parece alucinante. 

Y así acabamos el día, de tiendas, tomando un café calentito y descansando ya que después de un duro día de andar…nos lo habíamos ganado. Prometemos volver a esta ciudad que tan buen sabor de boca no dejó.

 

¡FELIZ DÍA!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *